Seguidores

martes, 17 de febrero de 2009

El poema, agente transformador.

(Pensando en una amiga que nos regala siempre en el blog hermosos poemas)
"Cuando Merton presentaba a los novicios la obra de Rilke, describía el poema como una labor de encuentro en la que "algo estalla". Puesto que él mismo era poeta, conocía los recursos literarios precisos para que un buen poema resulte eficaz. En un mal poema -les decía-, en el que el ego se hace demasiado evidente podemos descubrir los sentimientos del poeta; en un buen poema se logra un encuentro directo, y es como si el poeta nos hiciera también a nosotros artistas. Se trata de un proceso a través del cual nos convertimos en interlocutores de una conversación o en participantes de una exploración: comenzamos a descubrir y comprender lo que hasta entonces habíamos sido incapaces de articular. Además, puede ocurrir que un poema formule algo de lo que tenemos cierta sensación, pero que no somos capaces de expresar con palabras. Un poeta puede nombrar aquello que de otro modo "quizás quede oculto en el corazón".

Al operar con paradojas y ambiguedades, la poesía actúa alusiva y metafóricamente. Y puesto que elige palabras que llaman la atención y sorprenden, muchas cosas quedan meramente apuntadas o se omiten. Un buen poema no limita o agota las realidades de las que habla. En este sentido, espero y permito que se me revele, pues un poema cobra vida sólo cuando estoy plenamente atento, es decir, dispuesto a escucharlo las veces que sea necesario.

La poesía es capaz de atrapar "breve, pero singularmente, momentos de reconocimiento y epifanía". En dichos momentos se inician, precisamente, nuevos caminos en los que el poema se convierte en un agente transformador".


Esther de Waal.
"Invitación al asombro" Sígueme, 2007.

8 comentarios:

SAN dijo...

Creo que la poesía nos mira, nos habla y nos toca. Con ella sentimos y somos.
Entre las innumerables aproximaciones al concepto de poesía y experiencia poética, he elegido estas dos que guardo en mi particular “alacena”:
“Llego a preguntarme a veces si las formas superiores de la emoción estética no consistirán, simplemente, en un supremo entendimiento de lo creado. Un día, los hombres descubrirán un alfabeto en los ojos de las calcedonias, en los pardos terciopelos de la falena, y entonces se sabrá con asombro que cada caracol manchado era, desde siempre, un poema." Alejo Carpentier.
“La poesía es la fundación del ser por la palabra. Poéticamente hace el hombre su habitación en la tierra”. Martin Heidegger.

Y estos dos fragmentos de poemas:
“Que el verso sea como una llave
Que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa volando;
Cuanto miren los ojos creado sea
Y el alma del oyente quede temblando.
Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;
El adjetivo, cuando no da vida, mata.
Estamos en el ciclo de los nervios.
El músculo cuelga,
Como recuerdo, en los museos;
Más no por eso tenemos fuerza;
El vigor verdadero
Reside en la cabeza.”
Vicente Huidobro
“ Ser poeta no es vivir
a toda sombra, intimista.
Ser poeta es encontrar
en otros la propia vida.
No encerrarse; darse a todos;
ser sin ser melancolía,
y ser también mar y viento,
memoria de las desdichas
y eso que fui y he olvidado,
aunque sin duda sabía.
Cuanto menos pienso en mí,
más se me ensancha la vida.”
Gabriel Celaya

Un abrazo y gracias, Manuel, por estar aquí.

Carmen dijo...

Hay mucho sentimiento y vida en los poemas por eso el ser se crea y se recrea...Gracias por los poemas. Bendiciones,

CarmenZoraima

Anónimo dijo...

La poesía es un lenguaje del espíritu. Tiene mucha concordancia con la mística.
Gracias por los poemas.
Jesús

Anónimo dijo...

Las palabras de los poemas son también notas musicales. Llegan hondo, al corazón.
Gracias. Alberto

Anónimo dijo...

Para mí los buenos poemas son siempre una epifanía de sentimiento y emociones; sin la presencia de la poesía no se vivirían igual muchas de las experiencias humanas. Es, para muchos, una buena compañera de camino.

Anónimo dijo...

También se podría decir de la poesía que es palabra encarnada, pues brota directamente del corazón del hombre. Responde a homdos impulsos:amor, rebeldía, denuncia social, justicia.
Luis

Anónimo dijo...

Realmente la poesía es el leguaje de la trascendencia. Es el lenguaje del símbolo, de la alegoría, del misterio; el lenguaje del "alma". Mertn era un monje, pero antes y siempre fue un poeta, por eso su voz llegó más lejos y su experiencia fue más universal.

Ceci dijo...

En silencio


Ten calma
Oye a las piedras del muro.
Guarda silencio, ellas tratan
De decir Tu

Nombre.
Oye
A las paredes vivas.
¿Quién eres tú?
¿Quién
Eres tú? ¿De
Quién eres silencio?

¿Quién (cállate)
Eres tú (como estas piedras
Están calladas)? No
Pienses en lo que eres
Menos aún en
Lo que un día puedes ser.
Más bien
Sé lo que eres (¿pero quién?) sé
El impensable
Que no conoces.

Oh ten calma, mientras
Aún tienes vida,
Y todas las cosas viven a tu alrededor
Hablando (yo no oigo)
A tu propio ser,
Hablando por el Desconocido
Que está en ti y en ellas.

“Yo trataré, como ellas
De ser mi propio silencio:
Y esto es difícil. El mundo
Entero está secretamente en llamas. Las piedras
Se queman, aun las piedras
Me están quemando. ¿Cómo puede uno tener calma o
Escuchar a todas las cosas quemándose? ¿Como atreverse a
Estar sentado con ellas cuando
Todo su silencio
Está en llamas?”

de “Poemas” de Thomas Merton, traducción de Ernesto Cardenal, Imprenta universitaria de la Universidad Nacional Autónoma de México, 1961.

Gracias a este poema, me encontré con Thomás Merton y pude empezar a leer sus libros, como "Los hombres no son islas" y "Ascenso a la Verdad", entre otros. Y esto ocurrió en el año 1994.
Del autor de este blog me confunde su "perfil". pManuel: ¿creés en el zodíaco y los horóscopos? (jajaja). Ceci desde Argentina.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.